Imprimir

DESCRIPCIÓN:
Constituye un nuevo poblado situado en la margen izquierda del río Quípar y frente al anterior. Tuvo quizá una fundación similar en su fecha al de Villares, si bien hasta ahora sólo han sido recuperados restos que proporcionan una cronología entre el siglo IV-III antes de Cristo y los siglos IV-V después de Cristo.

Ofrece una amplia superficie en pendiente, bien protegida en sus flancos norte, noroeste y oeste -donde se halla la puerta de acceso- por una elevada muralla realizada con un doble muro de mampostería y un relleno central de ripios y tierra, mientras que el profundo tajo del río impide el acceso por el este. En su interior pueden observarse restos de construcciones y alineaciones de calles y casas, algunas de éstas excavadas parcialmente en la roca del monte. Es al yacimiento arqueológico que quizá pudiera corresponder al municipio romano de ASSO mencionado por el geógrafo griego Ptolomeo en el siglo II después de Cristo. Sin excavar, salvo la necrópolis ibérica.