Imprimir

DESCRIPCIÓN:
Al sur del complejo, delimitado por los barrancos de la Ermita y el de los Canteros, hallamos este cerro en el que se localizan -bajo las actuales estructuras de la Ermita de la Encarnación y en sus inmediaciones- dos templos romanos de orden jónico que sustituyeron en los inicios del siglo II a. C. a las frágiles edificaciones de un santuario ibérico anterior. A lo largo de tres fases contructivas sucesivas los templos son monumentalizados y agrandados.En su fase inicial constituyen hasta el momentolos templos romanos más antiguos de la Península Ibérica.