Imprimir

03/02/2020. El Ayuntamiento de Caravaca de la Cruz pone en marcha el proyecto ‘La piel de cada barrio’, con el que se busca la participación activa de los vecinos en la gestión municipal. Para ello, el alcalde, José Francisco García, junto a miembros del equipo de Gobierno y técnicos municipales, se desplazará a cada barrio, urbanización y pedanía con el fin de analizar las sugerencias, a través de una comunicación directa, y poder así priorizar inversiones en base a necesidades reales.

 

“El objetivo es que las actuaciones que lleva a cabo el Ayuntamiento respondan a las demandas de los vecinos, de forma que se optimicen los recursos públicos disponibles para dar atender las necesidades de cada zona del municipio”, según ha avanzado el alcalde, José Francisco García.

En base a las reuniones mantenidas con los vecinos, el Consistorio fijará una serie de objetivos vinculados a cada zona del casco urbano, que tendrán reflejo en el presupuesto municipal y, más a corto plazo, en las iniciativas de mejora, reparación y embellecimiento de los espacios públicos. “Las aportaciones de los vecinos son fundamentales para priorizar y ordenar las actuaciones para la Caravaca que todos queremos. Juntos analizaremos cómo podemos mejorar y cómo queremos que sea nuestro barrio, partiendo de la premisa de que cada zona tiene unas características y una personalidad propia”, según ha señalado José Francisco García.

La campaña ‘La piel de cada barrio’ está impulsada por la Concejalía de Participación Ciudadana y Gobierno Abierto, que coordinará las distintas áreas municipales para canalizar y materializar las propuestas vecinales. En este sentido, su responsable, la edil Laura Sánchez Domenech, ha señalado que “es un proyecto que guiará la acción de gobierno, y que supone un trabajo arduo pero ilusionante, prolongado durante toda la legislatura. Esperamos poder llegar a todos nuestros vecinos con el fin de mejorar tanto los servicios públicos como las inversiones que se financian directamente con sus impuestos”.

Las reuniones se traducirán en actuaciones concretas, relacionadas con la mejora de zonas verdes, mobiliario urbano o los servicios públicos de recogida de residuos y limpieza, entre otros aspectos. “Nadie mejor que los vecinos para saber dónde falta una papelera, un banco, puntos de luz o un contenedor o dónde hay que eliminar pintadas o arreglar cualquier desperfecto. En definitiva, nadie mejor que ellos para saber cómo hay que actuar para mejorar los servicios públicos que afectan a nuestra vida cotidiana”, ha expresado la concejal de Participación Ciudadana y Gobierno Abierto.