Imprimir

20/06/2022. Con la entrega de premios del concurso escolar han sido clausuradas las Jornadas de Educación Vial de Caravaca de la Cruz, en las que este curso han participado más de 400 escolares de los educativos del casco urbano y pedanías. Esta actividad, promovida por la Concejalía de Seguridad Ciudadana y Tráfico del Ayuntamiento, tiene como finalidad promover actitudes cívicas, responsables y seguras a través del conocimiento de las normas de circulación.

El primer premio del concurso ha sido para Adrian López Martínez del CEIP ‘El Salvador’, el segundo para Jennifer Espinoza Rivero del CEIP ‘Cervantes’ y el tercero para Inés García García del CEIP ‘El Salvador’. El ganador del primer premio ha recibido una bicicleta y el segundo y el tercero, lotes de material escolar.

“En el marco de esta actividad, este año hemos querido incluir un concurso para que los escolares reflejaran mediante el dibujo y la pintura aspectos aprendidos en las Jornadas de Educación Vial”, ha señalado el concejal, José Santiago Villa, quien ha felicitado a los tres escolares premiados y ha agradecido tanto la respuesta de los centros educativos como el trabajo desarrollado por la Policía Local, cuyos agentes son los encargados de impartir las sesiones teóricas y prácticas en el Parque Municipal de Educación Vial.

Villa ha puesto en valor la función social que desempeña el Policía Tutor; “que ha sido el encargado de coordinar las Jornadas de Educación Vial y que, además, durante el curso realiza numerosas funciones vinculadas al ámbito educativo relacionadas con la prevención y la mediación para la resolución de conflictos en estrecha colaboración con docentes y padres”.     

Las Jornadas de Educación Vial promueven entre los escolares de 5ª de Primaria comportamientos seguros en su condición de peatones, pasajeros, conductores de bicicletas y futuros conductores de vehículos motorizados. “Consideramos que es una actividad positiva para prevenir accidentes y para fomentar la conciencia cívica”, según ha explicado el agente tutor, Pedro Abril, apuntando que otro de los valores de esta actividad es que “es que la policía se hace más cercana y los menores la perciben como una figura amiga y necesaria para la sociedad”.