Imprimir

26/10/2021. El Pleno del Ayuntamiento de Caravaca de la Cruz inició sus puntos de debate con una moción conjunta de los grupos políticos municipales con la que se acuerda solicitar al Gobierno de la Nación la declaración de ‘Caravaca de la Cruz 2024. Año Jubilar’ como acontecimiento de excepcional interés público para los próximos tres años y que los nuevos Presupuestos Generales del Estado recojan así beneficios fiscales para proyectos y actuaciones de mecenazgo tal y como ha sucedido anteriormente.

El alcalde, José Francisco García, explicó en la sesión plenaria la importancia de tener unidad y consenso político con este tema, “ya que Caravaca de la Cruz se juega mucho y merece obtener por parte del Gobierno de España el mismo tratamiento que Santo Toribio en Cantabria, cuyos incentivos fiscales para el Año Lebaniego sí que están inicialmente reconocidos en la propuesta de Presupuestos del Estado”. José Francisco García afirmó que este acontecimiento supone, “no solo para el municipio, sino para toda la Región de Murcia, una oportunidad de desarrollo, empleo y crecimiento económico aprovechando el impulso que proporciona ser destino de peregrinación como vehículo para fomentar aspectos como el turismo, la cultura o el patrimonio”. Dentro de este debate, los tres portavoces políticos también pusieron de relieve la conveniencia de contar con la herramienta de los incentivos fiscales para asegurar el futuro de la Fundación Camino de la Cruz, formada por empresas de reconocido prestigio de la Región que han demostrado un firme compromiso con este proyecto, financiado numerosas actuaciones en materia de promoción turística, cultura, recuperación del patrimonio, gastronomía o deportes.

El Pleno ordinario correspondiente al mes de octubre arrancó con la toma de posesión de Mari Cruz Pérez Sánchez como concejal de Grupo Municipal Popular, que asume a partir de ahora las competencias de Fondos Europeos, Desarrollo Rural, así como las de corte social de Familia y Mayores.

En los puntos de gestión, se dio luz verde a la aprobación inicial de la ordenanza municipal reguladora de ocupación de terrenos de uso público para la colocación de terrazas con finalidad lucrativa. Resultó aprobada con los votos favorables de PP y Cs y la abstención de PSOE y fue expuesta por la concejal responsable de Comercio y Hostelería, Ana Belén Martínez, quien explicó que “desde hace muchos años este ayuntamiento tenía pendiente desarrollar un marco normativo actualizado, claro y dinámico orientado, entre otros aspectos, a hacer compatible el necesario desarrollo de la actividad de la hostelería en la vía pública con aspectos como la convivencia vecinal o el embellecimiento de la ciudad, puesto que la ordenanza existente se remontaba a más de veinte años atrás”.

La nueva ordenanza detalla a lo largo de 33 artículos elementos relacionados con los derechos y obligaciones de los hosteleros a la hora de instalar terrazas ocupando vía pública, así como las condiciones que deben cumplirse para que esta actividad sea administrativamente autorizada.

Uno de los aspectos que ahora quedan regulados frente a la anterior normativa son los elementos estéticos con el fin de que las terrazas sean acordes con el entorno y contribuyan al embellecimiento de calles y plazas. De esta forma, la nueva ordenanza municipal indica cómo debe ser el mobiliario, tal como sillas, mesas o sombrillas, así como los cerramientos fijos, quedando el uso de estos últimos prohibido en el casco histórico o en espacios peatonales.

También se tienen en cuenta otros aspectos que contribuyen a mejorar la imagen de la ciudad, como es el uso de colores que se mimeticen en lo posible con el entorno, evitando, por ejemplo, los tonos estridentes en el casco histórico. Otros de los puntos contemplados son la prohibición de emplear la vía pública como almacén de mobiliario y contenedores o el establecimiento de un horario para la gestión de residuos, permitiéndose únicamente el depósito de vidrio en los contenedores verdes de las 08.00 a las 23.00 horas.

“Si bien se trata un tema complejo, en el que se hace necesario conciliar intereses de distinta índole, hemos intentado consensuarla al máximo en reiteradas reuniones tanto técnicas como con el sector hostelero, así como a través de una encuesta en la sede electrónica, pasando ahora el texto a la última fase de exposición pública para posibles alegaciones antes de su aprobación definitiva”, según explicó la concejal.

En lo que a mociones se refiere, resultó aprobada por unanimidad la presentada por el Grupo Municipal Socialista que pide a la Comunidad Autónoma que agilice el pago de determinadas ayudas del Programa de Desarrollo Rural de la Región de Murcia y que en la próxima aplicación de la política agraria común se tenga más en cuenta la situación desfavorecida de la zona de montaña.

También relacionada con el sector primario, quedó aprobada, con el apoyo de todos los grupos políticos, la moción presentada por el Grupo Municipal del Partido Popular que propone la creación de una mesa de trabajo para ordenar la actividad agraria en suelo rústico con el fin de optimizar el recurso natural del agua.