Imprimir

11/11/2020. El Ayuntamiento de Caravaca de la Cruz ha puesto en marcha un plan de limpieza y desinfección intensivo, que actúa por sectores del municipio, tanto en el casco urbano como en pedanías. Estos trabajos se compaginan y vienen a reforzar las labores diarias ordinarias y también las extraordinarias que desde el inicio de la alerta sanitaria se realizan en exteriores de zonas concurridas, servicios esenciales y residencias.

 

Los concejales de Servicios Públicos y Obras, Mónica Sánchez y José Antonio García, han informado que estas actuaciones específicas se llevan cabo una vez por semana por barrios, actuando en acerados, vía pública, mobiliario urbano y otras superficies de contacto. Para ello, la Policía Local avisa con antelación mediante señalización a los vecinos en aquellas zonas donde es necesario retirada de vehículos. 

Para la realización de esta limpieza y desinfección intensa por barrios y pedanías se cuenta con cuatro operarios y maquinaria baldeadora, barredora y desbrozadora. Entre las tareas se encuentra el baldeo con agua y desinfectante, barrido, desbroce, así como otras tareas complementarias de embellecimiento con eliminación de pintadas y cartelería en espacios públicos.

Esta actuación por sectores del municipio comenzó a finales de octubre en las urbanizaciones Buena Vista y Nueva Caravaca y continuaron por la zona del parque Pedro García-Esteller, Archivel (desde el IES Oróspeda hasta la Plaza de España), barrio del Camino del Huerto y barrio de El Hoyo. Semanalmente se continuará por el resto de sectores o zonas previstas, siguiendo una planificación similar a la de la limpieza de choque realizada el pasado año.

Los concejales Mónica Sánchez y José Antonio García han puntualizado que estos trabajos no interfieren en la limpieza diaria ni en el Plan Municipal de Desinfección, sino que vienen a reforzarlo y a actuar de formar más intensa por barrios y pedanías.

Desde el inicio de la alerta sanitaria, los trabajos se han ido adaptando a las circunstancias y prioridades, actuando de manera continuada, principalmente al amanecer, en exteriores de lugares de riesgo, como el Hospital y el Centro de Salud o las residencias de ancianos y personas dependientes, así como en centros educativos y en las zonas comerciales y servicios esenciales con mayor rotación de personas. Además también se actúa en la vía pública con un tractor dotado de atomizador.